12 mayo 2009

William Klein: Out of necessity



Pienso mucho en Klein últimamente. En cómo trasladar su rabia fotográfica a las calles, versión imagen en movimiento. Ese coctel perfecto entre la mirada y el desaire.

En casi todas sus fotos hay gente mirando a la cámara, o mejor dicho al fotógrafo. Personas que piensan por qué están siendo fotografiadas. Qué ve el fotógrafo en ellos. Y probablemente es eso lo que ve, sus dudas, su miedo a ser representado. A ser reflejado.



Muchas de sus fotos, -de las serias, no las de moda para Vogue- muchas digo, parecen accidentes. Klein trastocó la idea de una fotografía nítida, con una exposición correcta, un foco razonado, y otros etceteras del academicismo. Son fotos punkis. Es el fotógrafo del dodecafonismo.
El fotógrafo antiraccord.


Esa suciedad de sus instantáneas le alejan de sus referentes iniciaticos, los fotoperiodistas de los 30 y 40, esos primeros husmeadores del nitrato que documentaron las grandes urbes.
Primeros flaneurs de un arte todavía demasiado utilitarista.

Klein es una superación de todos ellos.
Es un Evans más pop. Un Winogrand más violento. Es el hijo malo de Cartier Bresson. Aquel que a pachas con Robert Frank, demostró que cualquier momento era decisivo. Y que por tanto todo era banal. Pero había que estar hay para registrarlo. Había que saber moverse entre la indiferencia. En ese minimalismo narrativo representado diariamente por el deambular de la gente por una urbe. Del trabajo a la casa. De la casa al trabajo.
Supongo que la pregunta era ¿Cómo contar lo que no necesita ser contado?

Decia Klein que había que fotografiar una reunión social, llamese boda o demás bbc´s, como si de una redada se tratara; y las manifestaciones como si fueran actos de etiqueta. Todo eso me recuerda a lo que luego comenta Werner Herzog sobre rodar la ficción como si fuera un documento y el documental como una ficción.
Las inevitables contradicciones del arte.
(nota aparte- las contradicciones: una forma de mantenerse en forma)




En este video (descubierto vía Walker) se ve a Klein en plena forma. No me he ido a wikipedia a mirar, pero el chico rozará ya los noventa tacos. Desde hace unos años no para de recibir premios y agasajos varios . Le invitan a dar conferencias... Le quieren matar antes de tiempo.
Pero ahí sigue, dando patadas al destino.
Fuck em all.



Genial eso que cuenta del tiempo del fotógrafo. La obra de un fotógrafo no llega en muchas ocasiones a pasar de un segundo.
Los indefinidos segundos de William Klein son una genial eternidad.
Fuck em all.




Y ya que estamos: Contacts, serie iniciada por Klein, en la que se rastrean los método de trabajo de importantes fotógrafos a través de la manipulación de sus contactos. La caja negra, o como dice en el inicio Klein, El diario de un fotógrafo.

" The sheet of contacts, 36 exposures, six strips on six photographs, taken one after another, you read them from left to right, like a text, it´s the diary of a photographer"






Termino:
En Flickr hay un grupo muy interesante fundado porJ A Mortran sobre contactos fotográficos. AQUÍ.



5 comentarios:

Rrose dijo...

Acabo de actualizar mi enlace. Larga vida a Workroomfilms!!

(ya se echaba de menos nuevos artículos)

Salutem Pluriman! ;)

Tomás dijo...

Adoro esas fotografías corales en la que alguien advierte la presencia del fotógrafo y clava su mirada en él, como restando importancia al hecho fotografiado, ignorándolo o lejano a la sensibilidad o receptibilidad del fotógrafo, interrogándole juiciosamente: ¿Por qué diantre has disparado esta fotografía? ¡Aquí no pasa nada! Un robo que refleja un secreto que queremos ocultar y que desconocemos si la cámara será capaz de revelar, aquello de nosotros mismos que con tanto afán queremos enterrar. Más tarde el fotógrafo les mostrará y ellos se dibujarán, sin embargo el fotógrafo los ha cazado en blanco desde su estado en blanco. Klein se adelantó a las rupturas académicas del amateurismo fotográfico de masas y las incorporó a su discurso. No obstante, todavía los hay, hoy en día, que validan una fotografía por su foco. La música de Screaming Hawkins muy oportuna en ese video. I put a spell on you.

WORKROOMFILMS dijo...

Bienvenido Rrose.
¡larga, y placentera, vida a la maquinaria!

Tomas.
La pregunta ¿Por qué me fotografías? es esencial. La base de todo. Extrapolable a todas las artes. ¿porqué escribes sobre mí? ¿Por qué me filmas?...
Yo, la verdad, no encuentro una respuesta fiable.

Antonio Muñoz De Mesa dijo...

Con su permiso, me he decidido a hablar sobre su estimable blog en el mío. Confío sea de su agrado:

http://demesaphotography.blogspot.com/2009/07/william-klein.html

Sincerely yours.

Anónimo dijo...

[url=http://www.blingforfun.com]hip hop jewelry[/url],[url=http://www.blingforfun.com/pendants/cat_9.html]hip hop pendants[/url],hip hop watches,[url=http://blingforfun.com/belts/cat_18.html]bling bling[/url] ,hip hop,[url=http://blingforfun.com/chains/cat_7.html]hip hop chains[/url],hip hop bling,[url=http://blingforfun.com/chains/cat_7.html]iced out chains[/url],[url=http://www.blingforfun.com/chains/cat_7.html]wholesale chains[/url]
hip hop jewelry
wholesale hip hop watches
hip hop rings